• Flor Moreno

DECALOGO BYS PARA SER DUEÑA DE TU LOOK, COMENZAMOS CON LA PRIMERA REGLA!

Hola cómo andan? Cómo las vienen tratando estos días? A mí, en lo personal, me pasa, que pensando en un día a la vez, puedo sentir que controlo mi alrededor y mis emociones, y lo que es mas importante, me enfoco en lo que quiero lograr! En mi caso, poder estar mas en contacto con ustedes y alcanzarles contenido de calidad, que las ayude en su día a día y les resulte útil.

Aprovechando que muchas de ustedes quedaron contentas con el Vivo en donde hablamos del Decálogo de BYS para ser dueña de tu look, quiero repasar uno a uno los puntos que me parecen importantes para darle a nuestro cuidado personal y presencia, la relevancia que tienen!! Comenzamos? Lo recuerdan? Como buen decálogo, son 10 reglas de oro, que en mi experiencia trabajando con mujeres de todo el mundo, entendí que ayudan de una manera increíble!

Mi propuesta es que puedan ir incorporando cada una de ellas de manera paulatina en su rutina diaria para que se conviertan luego en algo que realizemos sin pensar, casi mecánicamente y que por supuesto, disfrutemos!

Allá vamos entonces…

Hoy les voy a dejar una de mis favoritas, por eso es la primera, y porque creo que también es la que da comienzo a una planificación y a un orden exterior y mental.

Adivinan de qué se trata?

Nuestro closet! Nuestro vestidor, nuestro guardarropa, nuestro placard. Ese lugarcito tan íntimo y personal pero que muchas veces queda relegado a ser un depositario de ropa desordenada, zapatos y carteras arrumbados, pilas enormemente altas de remeras, sweaters, casi casi metidos a presión! No les pasa?

La idea justamente de este post, es que puedan volver a recrear ese espacio desde cero, sin importar cuan grande o lindo sea (siempre vamos a querer tener un vestidor más lindo, más grande, mejor decorado, con más ropa…a mi también me pasa!) Pero lo que les propongo aquí es otra cosa, es realmente valorar lo que tenemos y pensar cómo nos gustaría tenerlo, convertirlo en ese espacio que guarda las cosas que nos gusta usar, tener, que hablan de nosotras.

Vayamos paso a paso en esta transformación de este espacio, así disfrutamos del proceso y no morimos en el intento. Porque hasta a mí, que me encanta ordenar, tener todo super prolijo y armonioso, llega un momento en que pensar en todo de golpe me abruma. La clave es poder dividir el trabajo que nos llevara reacondicionar todo nuestro vestidor en varias etapas. Y cada una de ellas, se podría realizar en los tiempos en que nosotras queramos, una al día, cada dos días, una por semana…

  • Vaciado. Sacamos TODO, ABSOLUTAMENTE todo lo que tenemos en los placares, la ropa, las perchas, los ganchos, la decoración, los papeles, los separadores de los cajones, lo dejamos vacío. Tratamos de buscar un lugar donde podamos dejar la ropa, los zapatos, las carteras, por unos días y que no moleste o entorpezca nuestro entorno. Porque queremos tomarnos nuestro tiempo para reacondicionar el placard. No lo haremos todo de golpe!

  • Limpieza. Si chicas! El placard es un lugar que también debemos limpiar esporádicamente! Por supuesto! Quitar el polvo, aspirar, reavivar la madera, desodorizar, buscar aromatizadores de ambientes y de ropa nuevos, volver a forrar cajones si nos gusta, reparar algún estante que este flojo, darle algún toque de pintura o buscar alguna manera creativa de ponerlo como nuevo, con vinilos, con papeles, con fotos, con revistas, busquen imágenes, inspírense en como les gustaría que estuviera ese espacio! Pueden ponerle lucecitas, cuadritos, dibujos de sus hijos, postales de viajes, lo que les guste! No tiene que ser aburrido! Todo lo contrario …

  • Repensado de espacio de guardado. No todos los placares son iguales, no todos los espacios con los que contamos para guardar nuestras cosas tienen las mismas dimensiones, algunos tienen más cajones, otros más estantes y otros por ejemplo, como en mi caso, mas lugar para colgar las prendas. Esto es importante para determinar como podremos distribuir nuestra ropa para aprovechar al máximo cada rincón. Aquí dependerá entonces de lo que les resulte más cómodo a ustedes y más practico. Mi consejo es que, en la medida de lo posible, le den el espacio en perchas o en estantes a la ropa para que sea fácil de mover, poner y sacar, y no resulte una tarea titánica querer abrir las perchas para colgar algo que ya no cabe, o armar pilas también que entran a presión!

Vayan pensando como volverían a acomodar sus prendas y en base a eso, planificando si van a necesitar más perchas, más ganchos, modificar algún estante, poner divisores en los cajones, etc. Imagínense como seria la organización ideal en ese placard para que les resultara fácil en el día a día, poner y sacar ropa, ver que es lo que tienen, y claro…. Que a su vez les guste como está acomodado y como se ven sus cosas en el!!!


Para empezar tienen con que entretenerse y mas que eso, es una oportunidad para proyectar en ese lugarcito nuestro, nuestra creatividad y conectar también con nosotras mismas.

La semana que viene iremos avanzando y pasaremos a otra etapa de este proceso.

Paso a paso!


Vamos a transformar ese lugar en uno soñado y SUPER NUESTRO!

Un beso,

Flor

0 vistas

© 2020 by Florencia Moreno. Proudly created with Wix.com

Políticas de uso y cookies