• Por Flor Moreno

El día después, a seguir brillando y dejando nuestra impronta, mujeres!


En esta fecha siempre me detengo a reflexionar sobre las mismas cuestiones. Lo que significa ser mujer, la lucha por el reconocimiento de la igualdad, los grandes logros que se han conseguido a lo largo de la historia por parte de nuestras predecesoras y los que aún quedan por conquistar.

Es indudable que nuestra figura fue adquiriendo un protagonismo cada día más relevante en múltiples aspectos: social, económico, político. Se han ido reconociendo importantes derechos, aunque aún falta mucho por hacer en cuanto al logro de esa igualdad plena tan anhelada. Pero aquí es donde me detengo. Por supuesto, tanto hombres como mujeres debemos gozar de los mismos derechos civiles y el trato debe fundarse en la equidad, con las mismas posibilidades para ellos y para nosotras, sin importar el género. Ésta es la igualdad en la que todos estamos de acuerdo, el punto es que no tenemos que olvidar que a su vez la mujer es esencialmente diferente al hombre. Y cada uno, hombres y mujeres, tenemos nuestras cualidades instrínsecas que nos hacen únicos y distintos a la vez. El objetivo es lograr esa igualdad, respetando la diversidad que caracteriza a cada género y que está bueno que se reconozca de esa manera.

La mujer es sensible, frágil, protectora, guardiana, posee una inteligencia emocional y una fuerza de voluntad envidiables, la mujer es potencialmente una madre, con todo lo que ello implica! Es por esto, que también nuestra misión en esta lucha tiene que estar vinculada con ese rol que tenemos como madres, tías o amigas, y en este sentido tenemos que transmitirle a nuestros hijos varones, a los mas prqueños, lo que significa respetar y amar verdaderamente a una mujer, y por otra parte a nuestras niñas y futuras mujeres, la importancia de valorarse, estimarse, cuidarse a sí mismas y ser independientes.

Considero que ser mujer es un privilegio y conlleva una misión fundamental en esto de ser herramientas de armonía, calidez y protección. Siempre la presencia de una mujer se hace sentir, se percibe, concilia, suaviza, proyecta belleza.

No perdamos la frescura, la sonrisa, ese positivismo que tenemos acerca del mundo. Creamos realmente lo que valemos. Nuestra fuerza es arrolladora y mas aún nuestros nobles sentimientos! Estemos orgullosas de lo que representamos y....seamos felices!


50 vistas

© 2020 by Florencia Moreno. Proudly created with Wix.com

Políticas de uso y cookies